Construcción artesanal y procesos creativos.


Proponemos un enfoque creativo, divertido y sano en nuestros trabajos.
Damos preferencia a los materiales recuperados y de mínimo impacto.
Publicamos los procesos con fotos y textos a modo de recetario.


Chacho, Si te gusta, dale a "ME GUSTA"

ME GUSTA

Plataformas sólidas, ligeras y desmontables.




Ayudamos a nuestras amigas de coro entredós  los púlpitos.

Construimos 8 púlpitos para que el coro pudiera cantar desde una posición más elevada. Sobre cada uno de ellos debían sentirse seguras dos mujeres cantando y casi bailando. Los púlpitos debían ser muy estables y dar sensación de seguridad, también debían ser ligeros, fácilmente desmontables, y que desmontados ocuparan poco.

El material:

8 piezas de contrachapado de 30mm de espesor, de 122 cm de largo X 48 de ancho. El contrachapado es muy ligero y sólido.
48 patas de cama metálicas, sistema de montaje de rosca (compradas en tienda especializada en colchones, etc) estas patas vienen perfectas porque salen muy baratas casi tanto como el material suelto para fabricarlas, y porque hechas industrialmente garantizas que todas tengan exactamente el mismo largo, estos cortes hechos a pulso dan mucho trabajo.
48 piezas de chapa de acero 10 x15 cm y 2mm de espesor
48 tuercas que se ajusten a la rosca del tornillo de la pata, en este caso de 8 mm
248 tornillos tirafondo de 30 x 4,5 mm














 El contrachapado cortado a medida en la tienda de maderas, todavía hay tiendas donde no te cobran los cortes.
 
 












 Planchitas de  acero a las que hicimos 6 agujeros pequeños para atornillar al contrachapado

uno grande de 9 mm centrado por donde tiene que pasar el tornillo de la pata. 


















A los contrachapados del lijamos los cantos,







para de fueran más amables y manejable.


Avellanamos los agujeros que hicimos en las planchitas para que los tornillos queden bien embutidos, quedando hasta bonito.



presentamos las planchitas sobre los contrachapados, marcamos el agujero central,y hacemos un agujero que albergaría las tuerca con una broca muy ancha, más ancha que el ancho de la tuerca, para que no tropiece y quede la pletina bien ajustada al plano del contrachapado.



 

pintamos con una pintura negro mate como nos pidieron las artistas

 
Atornillamos la pata a la planchita mediante la tuerca, y con esta bien apretada,


 soldamos  para unificarlos ayudando a que finalmente fueran fáciles, pudiendo desmontar las patas dejando la rosca en su sitio embutida en los contrachapados.
A la pata no le pasa nada por recibir ese calor a través del tornillo.
  
 

Hay que dar bien la soldadura por todos los lados de la rosca, para que queden al máximo de fuertes.


Así es como quedan las tuercas por el otro lado, unificada e integrada, formando estas piezas de sujeción.



Presentamos las piezas en su sitio y las atornillamos con los tirafondo de 30 mm.
Los  tirafondo unifican fuertemente las pletinas y los contrachapados 
 
Y finalmente enroscamos las patas. 



ME GUSTA