Construcción artesanal y procesos creativos.


Proponemos un enfoque creativo, divertido y sano en nuestros trabajos. Damos preferencia a los materiales recuperados y de mínimo impacto.
Publicamos los procesos con fotos y textos a modo de recetario.

Si tienes una idea podemos ayudarte a definirla.

Agradecemos vuestros comentarios.

Reparación de grieta profunda

Si has intentado reparar una grieta en una pared y esta ha vuelto a salir al poco tiempo, puede deberse a que se trata de una grieta profunda. Para saber si es este el problema, podemos observar si por el otro lado de la pared también tenemos una grieta en la misma dirección. Este tipo de fisuras no se pueden reparar simplemente rellenándolas con masilla ya que afectan estructuralmente y evidencian que la pared está partida, por eso el típico relleno aparente, al no reparar la causa de la grieta, resulta infructuoso.
A continuación voy a dar una receta casera para no tener que hacer reparaciones drásticas como echar la pared abajo y volverla a levantar:



Esta es la típica grieta coñazo imposible de arreglar.



Paso 1- Abrirla a tope, hacerla manejable y accesible internamente, y despejarla de trozos sueltos y débiles. Para esto debemos tener en cuenta de que lo que realmente pasa es que la pared está partida, y que si la golpeamos fuertemente la podemos desestructurar por otros puntos. sobretodo intentaremos desprender los trozos con las manos para no producir vibraciones.



Paso 2- Fijar clavos (anclajes) por todo el contorno. Esta parte del proceso es delicada, ya que si clavas los clavos a martillazos, puedes debilitar la zona, obligándote a abrir más la grieta para quitar partes débiles (como decía en el paso 1) , para evitar esto aconsejo con un taladro hacer agujeros a medida para los clavos, si el clavo tiene 3mm de espesor usar una broca de 3mm , y hacerlo sin la función de percutor activada, esto podría debilitar la zona, aparte de abrir agujeros más grandes de lo deseado. algo importante también es clavar los clavos, teniendo en cuenta que queden por dentro de la grieta, que no sobresalgan nada al plano de la pared enlucida, y que sean clavados en diferentes direcciones, para que el agarre sea efectivo.
Limpiar la zona del polvo de los taladros es algo muy importante para la siguiente fase del proceso.




Paso 3- Hacer una mezcla de cemento puro, agua y una cola vinílica (al agua) tipo compaktuna.
Mezclar cemento con agua y removerlo, buscando que tenga la consistencia del yogurt líquido, a esto echarle un buen chorro de cola y volver a remover hasta dejarlo totalmente homogéneo.



paso 4- este paso, como todos es fundamental: mojar con agua toda la grieta eliminando restos de polvo que pudieran quedar y pintar con el preparado descrito en el paso 3, todo el contorno, los clavos y todo. usando un pincel gordo que empape bien y siendo generoso.



Paso 5- Con el preparado de cemento del paso 3 y lana de acero que usaremos como armadura haremos el resto.






Empapando la lana de acero en este cemento yogurt, y enredándolo entre los clavos, iremos creando una trama que irá taponando el agujero, en esta fase del proceso hay que ser extremadamente cuidadoso, ya que el volumen de lo que estamos aportando (clavos, lana de acero+cemento) nunca debe quedar sobresaliendo el plano de la pared, siempre tiene que quedar por debajo del plano del enlucido, después de fraguado sería un bulto imposible de quitar o disimular sin una buena maza y cincel estropeándolo todo.
Una vez taponado, dejaremos fraguar durante una semana regando con un aspersor dos o tres veces a día.



Para finalmente enlucir y pintar.

Esta grieta no vuelve a aparecer, y lo más importante: la pared queda estructuralmente reparada.