Construcción artesanal y procesos creativos.


Proponemos un enfoque creativo, divertido y sano en nuestros trabajos. Damos preferencia a los materiales recuperados y de mínimo impacto.
Publicamos los procesos con fotos y textos a modo de recetario.

Si tienes una idea podemos ayudarte a definirla.

Agradecemos vuestros comentarios.

Casita pizarra de jardín con maderas recicladas.

Esta casita de madera fue diseñada y construida adaptándonos a los materiales que teníamos a mano, para la escuela libre "El dragón".  
Había un montón de tablillas de palés, algunos listones y unas cuantas planchas de madera de contrachapado.


































Cogemos listones y construimos la estructura básica de la casita. Los vértices de un cubo que posteriormente cerramos para crear las paredes con las planchas de contrachapado.






Posteriormente construimos con los mismos listones la estructura básica sobre la que crear la cubierta a dos aguas, que  en este caso la haremos también de madera.



En la siguiente foto podemos observar un detalle constructivo de como debe de ser el apoyo de esta estructura triangular.






 Y por último acabamos rellenando con tablillas de palés los lados de esta estructura de manera coherente.

-El frontón lo rellenamos de tablillas de manera horizontal intentando que queden todas bien juntitas para crear un plano lo más uniforme posible.







-La cubierta la realizamos con el mismo tipo de tablilla, pero con disposición a modo de tejado: colocandolo de abajo a arriba, haciendo que las tablillas se solapen, de esta manera conseguimos que el agua de lluvia no pueda pasar a interior de la casa, ya que el agua resbala por cada una de las tablillas cayendo siempre en la de abajo. Para poder pasar al interior de la casa el agua tendría que hacer un recorrido hacia arriba, y esto es algo va en contra de la ley de la gravedad. Por osmosis podría subir la humedad, pero nunca llegaría a gotear.


 

En el interior de la casita utilizamos el mismo tipo de tablilla, pero la colocamos de manera que pueda ser útil para los usuarios de la casita en el interior.
Colocando horizontalmente las tablitas creando apoyos o lugares donde colocar cosas a modo de asiento o estante.








Las paredes de la casita tanto por dentro como por fuera las pintamos con pintura de pizarra, así conseguimos una casita pizarra tridimensional


La superficie del contrachapado con el que hice la pared trasera tenía un agujero, esto era algo peligroso, tratándose de una casita infantil, los niños que estuvieran dentro de la casita utilizarían el agujero para mirar por el. La solución que encontramos fue maravillosa colocamos una mirilla.





Si esta publicación te ha interesado te dejo un link a casa de madera sobre cuatro árboles