Construcción artesanal y procesos creativos.


Proponemos un enfoque creativo, divertido y sano en nuestros trabajos. Damos preferencia a los materiales y acabados naturales, recuperados y de mínimo impacto. publicamos los procesos con fotos y texto a modo de recetario. El trato cercano de un equipo de amigos constituidos en asociación sin animo de lucro.

Si tienes una idea podemos ayudarte a definirla.

Agradecemos vuestros comentarios.

Altillo acabado con armarios, escalera reciclada y quita miedo.

























Nuestra amiga Eva necesitaba acabar su altillo a medias de su casa en Lavapies, le faltaba una escalera estable para subir y bajar con seguridad, unas puertas de corredera para cerrar los huecos que tenía hechos para los armarios, y un quita miedo.


LA ESCALERA:


Aquí podemos ver la pequeña y ligera escalera de "iqea" que tenía para subir y bajar de la cama todos los días. La sensación en estos casos es que tarde o temprano te la pegas, así que había que poner remedio a esto más bien pronto.
















Casi siempre Encontramos lo que necesitamos, ya sabéis que reciclamos todo lo que podemos, y cuando encontramos algo de calidad en un desguace o basura, lo recogemos, y podemos tenerlo aparcado durante años hasta encontrar la oportunidad de usarlo.
Esta escalera es preciosa, solo hizo falta restaurarla un poco.











Sellamos las uniones  desvencijadas y agujeros de antiguos herrajes con una masilla flexible hecha a base de cola de carpintero





 





Lijamos todo y damos una aguada blanca a los escalones luego volvemos a lijar para contrastar la beta de la madera, y pintamos de manera selectiva para conseguir un bonito acabado, para esto nos ayudamos de cinta de carrocero.










































LOS ARMARIOS:



Los Espacios destinados a los armarios no tenían puerta.
No teníamos nada que nos sirviera para esas medidas, así que hubo que fabricarlas.

























Para la estructura usamos listoncillos de 20x20 mm y para los planos exteriores un contrachapado de 3mm. Las puertas debían sobretodo ser de corredera, ligeras, finas, muy baratas, y con llave. 

En cuanto al acabado, para que armonizara con la escalera les dimos el mismo tratamiento (aguada blanca, lija para contrastar la beta y pinturita con cinta de carrocero en los bordes).



Lo único que nos faltaba para acabar el altillo era colocar un quita miedo.
Lo hicimos de la manera más sencilla posible, con un par de barras de hierro cortadas y soldadas a medida, unos tacos y unos tornillos, y luego un par de manos de pintura gris para la limpieza. a veces es muy útil "limpiar con pintura".


Un truqui de supermanitas: para no ensuciar el suelo con el polvo que sale del agujero, déjate de aspiradores e inventos raros. Lo más efectivo es pegar con  maravillosa cinta de carrocero un sobre de papel donde caiga todo, y de aquí directamente a la basura. Para hacer esto la cinta de carrocero es perfecta, admite pegar y despegar muchas veces, permitiéndote usar el mismo sobre con la misma cinta para hacer varios agujeros.








Fabricación de Barbacoa profesional con elementos reciclados


Los amigos Bea y Juan nos encargaron "La Barbacoa" la necesitaban  para darle la bienvenida al verano y el estreno de la terraza de su nueva casa. Hacer fiestas con los amigos en terraza con barbacoa es de lo más en Madrid.

La barbacoa deseada era grande y con un espacio donde quemar la leña para producir brasa constante. esta particularidad es lo que da a esta barbacoa el caracter de profesional. 
























El material que usamos, como no podía ser de otra manera lo reciclamos de la estructura de una antigua cama que no necesitábamos.



 Recortamos todas las piezas metálicas, y las limpiamos en sus extremos con la radial, este paso es importante a la hora de soldar material de hierro reciclado. El hierro reciclado suele estar pintado, y esto produce dos problemas fundamentales: el humo de la pintura quemada es tóxico, y la pintura que no haya sido eliminada previo a la soldadura, queda como barrera entre dos piezas a unir, y el carbón que esta produce queda como un defecto, estas soldaduras suelen quedar muy débiles.













Empezamos haciendo la base ayudándonos de la mesa de soldadura para hacer sus ángulos rectos,














Para hacer las paredes laterales nos ayudamos de un tipo de escuadra especial para soldar, que gracias a sus imanes a 90º conseguimos mantener la pieza con este ángulo antes de soldarla.











Una vez acabada la estructura, incluidas las ruedas sacadas de un carrito de la compra en desuso, nos disponemos a poner las losetas refractarias.







Mesas de "La Infinito"

"La Infinito" es una de las cafeterías más agradables que hay en Madrid. es un espacio amable donde estar consultando internet, leyendo "algo interesante" y tomando café o unas cañas.
Su papi Antonio nos pidió que hiciéramos unas mesas personalizadas para el espacio, que fueran de madera reciclada, medio caóticas pero que respondieran a la utilidad que se requería, la altura debía coincidir (debían poder unirse por ejemplo para sentarse seis personas a comer).












Los materiales que usamos para esta ocasión fueron unos palets de nevera como elementos iniciales y unas viguetas de falso techo antiguo, con sus tachas y cordelería sujeta cañizo.

Para conseguir que las mesas tuvieran 75 cm de alto hubo que restar la medida de las patas de los palets. (20cm), y cortar las viguetas recicladas a esa medida (55 cm), para que una vez unido todo, la altura final de las mesas fuera 75 cm. 





Los palets vienen a una medida fija de 80x80 y Antonio necesitaba unas mesas de 60x60, esto nos obligaba a cortar 20 cm a cada palet para luego volver a pegarlos ayudándonos de las tablillas sobrantes solapando, pegando y atornillando sobre los cortes anteriormente descritos.




















 Aquí podemos ver las cuatro mesas despiezadas y listas para ser montadas.
Este proceso es parecido al los monta fácil de iquea,solo que más fácil y más divertido.








 
Presentamos las piezas en su lugar correspondiente, colocando las patas en la posición que mejor nos convenga para darle un toque estético, en este caso me gustaba que quedaran ligeramente abiertas.




































Finalmente atornillamos todo en su sitio ayudándonos de unos gatos, cola blanca o de carpintero y un atornillador a batería: Damos cola a las partes a unir, las montamos, las presionamos con gatos, para luego atornillarlos en zigzag. Para esta receta de gatos+cola+tornillos es importante hacerlo con atornillador eléctrico, ya que la fuerza con la que hay que introducir el tornillo es a mi gusto demasiado para utilizar uno manual.
El método es infalible. la solidez de las estructuras está garantizada desde el primer instante, lo que da a este modo de construir la ventaja de la rapidez. No hay que esperar a que la cola seque.

Banco de colores con madera reciclada

























Hace unos jueves Nuria y Ainhoa, dos de las mamis de "el dragón", me propusieron hacer un banco para que la gente que esperara fuera tuviera donde sentarse, a lo que respondí que por supuesto, que cuando quisieran... Al siguiente jueves estaban esperándome por la mañana a primera hora con ropa de trabajo y dispuestas a darlo todo...




Para construirlo usamos dos estructuras escenográficas regaladas por el comune de Torrelodones, que ya tenían una forma que facilitaba mucho el trabajo.


Los niños están siempre dispuestos a atornillar y martillar, hasta el punto de ponerse en cola para hacerlo todos por igual, de esta manera el proceso de construir el banco fue bastante rápido.



Para cortar una madera a medida siempre es más fácil  ponerla en su sitio y luego cortar lo que sobra a ras, que medir el espacio donde hay que ponerla, marcar la madera, sujetarla para cortarla, para finalmente atornillarla. De esta manera te ahorras varios pasos.


Una vez acabadas las fases de cortar y pegar, toca lijar. Esta es una labor importante para eliminar las astillas y que estas no molesten a la hora de pintar ni posteriormente al usarlo.
Acabaron pintando el banco con bonitos colores. 

Taller de aliKatado en OsO

la corrala de oso

Este verano lo pasamos entre amigas, ayudando a Ali y a Juan a construir un baño doble. Doble ducha, doble retrete, y doble altura. Un baño de una bonita casa dentro de una corrala-palacete del XVIII (de las más antiguas aún en pie) que rehabilita Pablo Farfán: no os perdáis su historia, representativa de los tejemanejes que se traen gobiernos y empresas alrededor de las ruinas (algunas inducidas, algunas directamente falsas) de los edificios antiguos del casco de esta ciudad.
Con Luis Prieto, amigo y maestro estuquista, estuvieron ampliando la formación de la cuadrilla de albañiles de la empresa reconstructora, para intervenir con materiales naturales y técnicas tradicionales: qué mejor manera de mantener el edificio en pie, que intervenir desde su concepción original, la que ha asegurado al menos trescientos años de vida. Así que esta es una historia de construcción preindustrial: esa que no conocía cementos ni sintéticos. 
En este contexto, rodeados de amigos que tanto saben y tanto comparten, el baño se convirtió en un laboratorio de recetas con cales, yesos, arcillas, áridos, pigmentos, fibras, colas, jabones, aceites, y un infinito etcétera de materias, en las otras tantas maneras de trabajarlas (técnicas) que se vienen conociendo desde miles de años atrás. Ea.



luis estucos


Con Luis (aquí su web) aprendimos, por ejemplo, que la Cal (ella) y el Yeso (él) son el matrimonio y el patrimonio perfecto: el trabadillo es un mortero de uso histórico ("Los trabadillos: Origen, utilización y técnicas de preparación"), de cal, yeso y arena, que se usaba prácticamente para toda la albañilería. 

Y mucho más. Ahora estamos organizando juntas unos talleres: pincha aquí si te interesa saber más.

el baño

Saneados, picados, yesos, enfoscados y solera de trabadillo, banco y tabiques de albañilería, ducha doble de obra con banquito, instalaciones de agua y electricidad, con sus dos retretes y su lavabo, alicatados, solados, estucos de yeso en pared, estuco de cal en baño (tadelak), y carpintería de madera recuperada. En otra parte de la casa, se hicieron más trabajos como una cocinita, solera de trabadillo, y estuco de cal en dos colores para el suelo. 


En próximas entradas iremos contando recetillas. Un adelanto de fotos de algunos tajos: 
(fotos: solera trabadillo /  solera ducha y banquito / botellas e la cupulita / tela asfáltica vaso ducha / estucos de pared / estuco para encimera de cocinita)





el taller de alicatado, mosaico o trencadis

/ érase una vez

Se lleva alicatando toda la vida: haciendo piezas de barro cocido y pegándolas a un soporte. 
Cortándolas con tenazas (o alicates: al-laqqat en árabe hispánico), o en piecitas regulares como los mosaicos romanos de teselas, o "poniendo a puñados" cerámica rota (trencadis en catalán), como hacía Gaudí con sus amigos.


Y de toda la vida se ha hecho con cal y arena. 


/ convocatoria: solas no podemos; con amigas, sí.


Planeamos una semana. Alargamos dos meses. (...) 
Miles de piezas, y más de veinte personas amigas estuvimos alicantando (alicatar cantando).¡GRACIAS MOZAS!

 

  video de antes.
 video de después 
(ups, ¡pero si aún hay que reeditarlo! disculpen los mareos ya pronto nos ponemos con la versión final; las fotos son de Berta de la Vega, fotógrafa alikatadora, gracias bonica)
 

/ materiales

El material fue todo recuperado de otras obras, de contenedores, acumulado en trasteros, regalado, etc.  
Aún nos sobró parte, que usamos en otros alicatados (ver juego hidráulicos
Mucho trabajo de orden y de limpieza.



/ masas

/ preparativos



El tiempo mejor invertido es el de la prepación. Alicatar, o alicantar, es fácil técnicamente, comparado con otros tajos. Pero puede llegar a ser eterno y agotador si no se encuentra una metodología organizada que lo haga fácil, cómodo, ordenado, limpio. Una vez cogida la dinámica, la magia aparece, la pieza encaja en el puzle, y el placer es máximo.























/ técnicas

Maneras de poner azulejos hay muchas y en cada caso se tira de una (echando la masa en la pieza, lanzándola a la pared, con la masa más o menos líquida, según el tamaño de la pieza, el tipo de material, el grosor, la destreza de la mano, el color de piel, la música de fondo, etc). 

Es importante asegurar la ventosa de cada pieza antes de seguir con las siguientes. También conviene apretar los bordes, rellenando de masa con la espátula, una vez que la masa haya "tirado" un poco (para evitar que se muevan las piezas recién puestas). Este proceso se parece al repretado de los enfoscados: se consigue una densidad mayor, se hace más fuerte la capa de agarre, se rellenan los huecos bajo la pieza, y se celebra que ese azulejo no se caerá fácilmente. En este mismo momento, se comprueban las juntas, que deben tener un margen de un par de milímetros para el rejuntado posterior.

Aquí un dibujillo inspirador, pero no hay receta mejor que ponerse manos a la obra: ¿vienes o vamos?

/ nota sobre los soportes

Llamamos soporte al paramento sobre el que vamos a intervenir: en este caso alicatamos sobre trabadillo fratasado: es una capa de mortero de cal aérea, yeso y arena, que se tiende lanzando, y se acaba fratasando con madera hasta abrir el poro, con un repretado final que lo deja firme y mordiente. Es perfecto para recibir la masa de agarre que os hemos contado.

Para otra ocasión hablaremos de las reglas de sucesión de capas: graso sobre magro en las cales (en general, cada capa debe ser más "blanda" que la anterior, de lo contrario, no funcionará).
Sobre otras superficies, de otros acabados y otros materiales, hay que estudiar la técnica idónea antes de lanzarse. 


/ procesos















  
retretes

lavabo


ducha

/ limpiezas

Es fundamental que cada día se quede limpio todo lo hecho, especialmente si se usa cola ya que deja una película difícil de sacar una vez seca. Los mismo para el espacio, el suelo, el material y las herramientas. Como metodología, es útil pasar una esponja o balleta escurrida una vez puestos los azulejos, con cuidado de no moverlos (a diferencia del cemento-cola, estas masas endurecen poco a poco, por lo que hay que manipular siempre con cariño). Para limpiar las partes ya secas, lo mejor es el esparto (con la mano libre, se sujetan, o mejor, se "sienten" las piezas para, otra vez, evitar despegarlas por despiste). Rara vez conviene mojar para limpiar: solamente para dar una limpieza profunda (el freago), por ejemplo antes de rejuntar.


/ rejuntados  

Para rejuntar preparamos un mortero de 1 de CAL con 1 de Marmolina (árido muy fino), coloreado con el pigmento rojo que sobró de hacer el estuco del suelo. Le añadimos una leve adición de cemento blanco por asegurar dureza a corto plazo (este baño tendrá mucho tute, y no estamos seguras de que el proceso de curado de la cal se haga a la perfección.). El proceso es el siguiente: se revisa la junta de todo el conjunto, comprobando que más o menos quepa la materia adecuada (para este mortero fino, unos 2 ó 3 mm), se limpia muy mucho toda la superficie, se humedece como siempre, se tiende la pasta (la consistencia es entre la pasta de dientes y una bechamel densa), con espátula o con llana de goma, se retira todo lo posible, se espera un rato o unas horas según el ambiente, hasta que seque, se retira con esparto en seco (y mascarillas y gafas, que se organiza una buena polvareda), y se mantiene la humedad unos días para un curado adecuado.


/ acabados





PRONTO MÁS, pues.
gracias a todos los que hacéis posible estas aventuras