Construcción artesanal y procesos creativos.


Proponemos un enfoque creativo, divertido y sano en nuestros trabajos.
Damos preferencia a los materiales recuperados y de mínimo impacto.
Publicamos los procesos con fotos y textos a modo de recetario.


Chacho, Si te gusta, dale a "ME GUSTA"

ME GUSTA

Lucernario artesanal maya

Casita de Carla | Madrid
Junio 2008

Finalmente después de mucho intercambio de ideas, le hemos hecho el lucernario a Carla. Lo primero fue alquilar un martillo demoledor, al que bautice La bestia.





La verdad es que el efecto que producía la luz que entraba a través de los primeros agujeritos era algo como vaticano, digo esto porque la única vez que vi un rayo de luz de sol, atravesar de una manera tan limpia y recta una estancia oscura fue en esa catedral tan famosa.
Y pensar que este efecto lo produce el polvo en suspensión al ser iluminado...













Una vez abierto el agujero, limpiamos la zona y pensamos en algo que diera forma al interior. Casualmente en la basura encontramos una caja de cartón que una vez desplegada, daba justo para cubrir las paredes interiores.
¿Quién dijo que no se puede hacer pladur artesanal?










































Construimos un murete alrededor del agujero impermeabilizandolo con las siguientes capas de material aislante: brea, clorocaucho, clorocaucho armado con fibra de vidrio, cemento mezclado con pegoland y armado con fibra, cemento solo y finalmente una mano de clorocaucho. La estanqueidad de la construcción queda asegurada.













Nos costó encontrar una cristalería que nos hiciera el climalit octogonal, es dificil sacar a las empresas de lo típico, pero lo conseguimos.
Para pegar el cristal utilizamos una buena masilla de montaje con resistencia a la luz solar.































Y por último hicimos la reja a base de circulitos de acero, con esta forma orgánica y psicodélica le dimos transparencia y calidez visual.

ME GUSTA