Construcción artesanal y procesos creativos.


Proponemos un enfoque creativo, divertido y sano en nuestros trabajos.
Damos preferencia a los materiales recuperados y de mínimo impacto.
Publicamos los procesos con fotos y textos a modo de recetario.


Chacho, Si te gusta, dale a "ME GUSTA"

ME GUSTA

Cómo hacer una pérgola


En Madrid y sobre todo durante los meses de verano nunca está de más la sombra. En el cole lo tienen claro y por eso nos pidieron que hiciésemos una pérgola  para resguardar a los pequeños y pequeñas del cole.

Lo primero que había que pensar era en el diseño y la durabilidad de la obra, para ello planeamos unos cimientos y utilizamos listones de madera gruesos, tablones y planchas de hierro principalmente.




Para que la estructura se mantenga firme hay que hacer unos cimientos fuertes que servirán como base. Para ello rodeamos un perímetro que rellenaremos con hormigón. 
 




Cortamos las maderas (columnas, vigas y tejado) según las medidas diseñadas previamente. 






A continuación diseñamos y elaboramos los anclajes de la casa pérgola, tanto las que sujetaran las columnas a la base, como las que soportan las vigas del tejado.

Utilizamos planchas de hierro que cortamos y soldamos creando piezas adaptadas a nuestras necesidades y a las medidas de las maderas.  Posteriormente las pintamos para protegerlas del óxido. 



Una vez tenemos las maderas y los anclajes terminados nos toca comenzar a montar las casa. 

Los anclajes del suelo que sujetarán las columnas los hemos atornillado al hormigón. Hay que tener en cuentas que previamente  hemos introducido en el hormigón piezas con varillas enroscadas para fijar estos anclajes. 









Una vez tenemos las columnas situadas en su lugar y bien ancladas, montamos las vigas en la parte superior. Para el anclaje de las vigas diseñamos una piezas de metal para las esquinas y el para el centro de la estructura, donde descansarán.   Ahí las podremos atornillar y asegurar. Estas piezas harán que la estructura quede completamente armada, robusta y muy segura. 










Una vez tenemos los travesaños del tejado montados, nos toca comenzar con el tejado de la casa. Montamos en primer lugar los listones que harán el ángulo para luego ir haciendo el tajado.













Comenzamos ahora a colocar y atornillar las tablas del tejado una a una. Comenzamos de abajo hacia arriba y las montamos ligeramente una encima de la otra, así conseguiremos un efecto teja,  que visualmente quedará bastante mejor que si hiciésemos una superficie plana. 

                               





Este es el resultado una vez nuestra casita/pergola queda finalizada. Obtenemos así una pieza bastante robusta, bonita y útil tanto para guarecernos de la lluvia como para resguardarnos del radiante sol veraniego. Espero que os guste. 





ME GUSTA